Artículos

* ¡No a la discriminación contra la mujer!    * ¡Sí a la Educación Sexual, no a la cucufatería religiosa!

 ¡NO A LA DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER!
 
Arthur Schopenhauer, filósofo del siglo XIX, expresa su misoginia con su famosa mentira merecidamente ridiculizada en esta caricatura.

La misoginia, 'odio a la mujer', es la aversión u odio a las mujeres o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar a la mujer como género y con ello todo lo considerado como femenino. Comúnmente se confunde a la misoginia con una forma extrema de sexismo y aún de machismo. Esta concepción es errada: la misoginia no consiste en ser partidario del predominio del hombre sobre la mujer, sino en que el hombre debe liberarse de cualquier tipo de dependencia del género femenino. La mujer, la concepción y la familia, son consideradas como aberrantes, o, en todo caso, buenas o necesarias para otros, pero no para uno mismo.
Esta aversión no es exclusiva de los hombres. La escritora española Anna Caballé demostró que muchas mujeres también han sido misóginas, se odian a sí mismas.
La misoginia es un atraso cultural arraigado al concepto de superioridad masculina, según el cual el rol de la mujer es dedicarse solamente al hogar y la reproducción. Algunas épocas de diversas civilizaciones han sido más misóginas que otras; pero la raíz de la misoginia moderna es doble; por un lado griega, a través de mitos como el de la caja de Pandora y de monstruos femeninos altamente simbólicos como las Sirenas, las Arpías, Escila y Caribdis o la Esfinge, o por otro lado de filósofos homosexuales como Aristóteles, quien sostenía misóginamente que la mujer es biológicamente inferior al varón.


Antiguo Testamento judío
La Biblia dizque Dios es hombre y creó al hombre a su imagen y semejanza, no a la mujer, que fue una creación inferior desde el hombre, de una costilla suya y que Eva hizo pecar a Adán.
La tradición semítica contenida en la Biblia considera a las mujeres inferiores al varón a causa del pecado original de Eva y por castigo divino. El Génesis judío es mentiroso y misógino, pues calumnia en general a la Humanidad de heredar el pecado original y calumnia en particular a la mujer, culpándola de la desgracia de la Humanidad. Así que no nos vengan los judíos con que ellos no son machistas como dizque lo son los árabes a quienes tanto odian.
Según ellos, Jehová dijo a Eva: "Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos: Con dolor parirás los hijos y tu deseo y apetencia será para tu marido, y se enseñoreará de ti y él te dominará". Al hombre le dijo: "Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida". (Gen. 3:16). En ese "pecado original" que nunca sucedió (pues es puro mito y mentira) se basan los judíos para justificar el dolor del parto y lo muestran como algo natural, cuando todos sabemos que el parto puede (y debe) ser sin dolor; y además el mito considera que el marido la debe tener dominada a la mujer como castigo.
Ese mito de Adán y Eva es una estupidez. ¿Por qué el hombre va a haber aparecido antes que la mujer? ¿Acaso los seres humanos nacemos de nuestro papá? Los hijos aparecen después de la madre, la mujer es quien los trae al mundo. Todos nacemos de nuestra mamá, por eso es absurdo ese mito de que primero fue el varón y después la mujer salida de la costilla del hombre; crearon esa mentira para poner al hombre primero que a la mujer.
Juicios negativos que se reiteran en la historia de las mujeres de Salomón (I Reyes, XI, 1-27) y en muchos comentarios negativos de Proverbios, Eclesiastés, etcétera. Por demás, los exegetas de la Biblia, sin excepción masculinos, interpretaban las figuras femeninas positivas de la Biblia no como mujeres, sino como símbolos de la Iglesia o del alma humana, como por ejemplo la Esposa del Cantar de los Cantares, o las ejemplares Judith y Esther.


Pablo el Adefesiero
Incluso los Evangelios, que son lo mejor del Nuevo Testamento, hablan más de los apóstoles masculinos que de los femeninos, que también los hubo. Pero en las epístolas del apóstol Pablo es donde éste hace gala de su desprecio a la mujer. Dice que "las mujeres en la iglesia, callen". (Efe., 5:22) La aristotélica Epístola de Pablo a los Efesios no sólo avala la esclavitud sino también contiene adefesios contra las mujeres: "Que la esposa se someta a su marido como al Señor. En efecto, el marido es la cabeza de su esposa, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suyo. Y así como la Iglesia se somete a Cristo, así también la esposa debe someterse en todo a su marido. Marido, ama a tu esposa como Cristo amó a la iglesia [...] y la bañó y la santificó mediante el bautismo de agua. Él mismo debía prepararla porque deseaba una iglesia espléndida, sin mancha ni arruga ni nada parecido. [...] (Efesios 5.22-27 y 6.5-6)
"Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón y el varón es cabeza de la mujer. Porque el varón no debe cubrirse la cabeza porque él es imagen y gloria de Dios, pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón." (1 Corintios 11: 3, 7, 8, 9"). Sí, claro, seguramente a Pablo quien lo tuvo en su barriga fue su papá y lo cagó por el ano, o si lo parió por el pene se le reventó y se quedó mocho. En todo caso Pablo era un gran mentiroso, pues todos sabemos que, al contrario de lo que dijo, la mujer no procede del varón sino el varón de la mujer, y ni él ni ella fueron creados porque lo de Adán y Eva es una mentira, y Pablo el Adefesiero era también Pablo el Mentiroso por promocionar esa farsa judía.
¿Qué tan cabeza? Pablito rebuzna: "El marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia." (Efe. 5:23). "El esposo gobierna su casa" (1 Tim. 3:4 5). "Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor". (Efe. 5:22,24) (1 Ped. 3:7 y Efe. 5:33).
¿Cómo es posible que a Pablo lo consideren santo habiendo escrito eso? Además él no tenía autoridad moral, pues antes de "convertirse" al cristianismo se llamaba Saulo de Tarso, hizo lapidar (matar a pedradas) a San Esteban y ayudó a los judíos a perseguir a los cristianos.
Pablo era seguidor de Aristóteles (filósofo griego ignorante, anticientífico, machista, esclavista, y tan misógino y homosexual como Sócrates y Platón); por eso Pablo odiaba y despreciaba a las mujeres y a los esclavos, y les pedía su sometimiento al marido y al amo, respectivamente.
Esos disparates de Pablo contra las mujeres y los esclavos, a favor del machismo, la misoginia y la esclavitud en la Epístola a los Efesios, son una de las causas de que 'adefesio' significa disparate, tontería, sandez, necedad, estupidez, etc., (del latín ad efesios), además de fealdad.
En el colmo del cinismo, en las bodas religiosas (sean católicas o evangélicas) se lee en voz alta esa estúpida y anticristiana exhortación a las mujeres para que sean sumisas al marido; lo cual es tan bárbaro y anticristiano como si en la época de la esclavitud, en los mercados y subastas de esclavos se hubiera tenido la costumbre de leer en voz alta a los esclavos en venta los adefesios que hablan a favor de la esclavitud ("Siervos, obedeced a vuestros amos", etc.), a fin de que los esclavos sean sumisos a sus amos, por muy brutalmente que los traten.


¿De qué le sirve a la mujer soñar frívolamente con casarse de blanco si el cura católico o el pastor evangélico se la entrega como esclava al novio? ¡No a la indisolubilidad del matrimonio!

Felizmente la liberación femenina está haciendo que cada vez más mujeres abran los ojos y tomen conciencia de que NO les conviene ser católicas ni evangélicas (porque ambas iglesias son misóginas) ni tener ese sueño frívolo tan común de casarse con vestido blanco. ¿De qué le sirve a la novia ir bonita, blanca y radiante, si se pisotea su dignidad y su derecho a la libertad?
El matrimonio es una institución machista y esclavizante de la mujer y por ello está cada vez más desprestigiado y caduco. Más vale vivir sola y libre que mal acompañada y esclava.
Pablo considera el cabello largo como negativo por ser establecido en las mujeres; lo considera deshonroso si está en el hombre y por ello los Testigos de Jehová llevan el pelo ridículamente cortito como descabezados y a Jesús lo dibujan casi pelado.

Pablo fue machista, misógino, sexófobo, racista, esclavista y predestinista (fatalista), lo cual puede leerse en sus satánicas epístolas del Nuevo Testamento; ese falso profeta inyectó como un veneno dichas absurdas ideologías aristotélicas (que jamás fueron predicadas por Jesús) en el seno de la Iglesia, volviéndola anticristiana, masoquista, machista, misógina, antisexual, racista, sádica, esclavista y sanguinaria. Por eso los evangélicos son fanáticos de Pablo.
Las mujeres, los indios y los negros son quienes más deberían odiar a Pablo por haber sido víctimas en carne propia de la absurda ideología medieval machista, misógina, racista, sádica y esclavista proveniente de ese anticristiano apóstol del diablo, Satán Pablo.


Edad Media
La bárbara Edad Media en Europa asimiló ambas doctrinas y en ella se llegó a dudar que las mujeres tuvieran alma; la Santísima Trinidad del Cristianismo concebía Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero no Madre. En el medioevo el cuerpo desnudo de la mujer era considerado por los frailes como algo satánico (lo mismo que el sexo por los ascetas y monjes de la edad antigua), era contemplado en el arte como sinónimo de Eva y el pecado original. Alfonso X el Sabio (a) "Alfonso X el No Tan Sabio" consideraba a la mujer "la confusión del hombre, bestia que nunca se harta, peligro que no guarda medida". El hombre será muy angelito, ¿no? Pero lo real es que el hombre es la bestia que siempre se harta de una mujer y va en pos de otra y otra...
La tradición cristiana asumió por lo general la misoginia contenida en el Antiguo Testamento, pero también la tradición contraria que Jesucristo predicó en el Nuevo Testamento, que destacó el papel de su madre, María, "Madre de Dios" y el de otras mujeres.

Desde el siglo XIII la religión católica prohibió que las mujeres cantaran en las iglesias. Se consideraba a las mujeres que eran impuras por herencia de Eva, que ensuciaban la música sagrada, que sólo podía ser entonada por niños varones o por hombres castrados (castratis). Qué imbéciles eran los curas de la Iglesia; despreciar, odiar, discriminar y marginar a las mujeres hasta el punto de castrar hombres como chanchos para que hagan papeles femeninos. ¿Acaso esos curas no nacieron de mujeres? ¿Tan malas fueron con ellos sus madres? ¿Que las mujeres "heredaban el pecado de Eva"? ¿Entonces por qué no se odiaban a sí mismos por "heredar el pecado de Adán"? Y a la larga toda esa misoginia es por algo falso, irreal, pues Adán y Eva nunca existieron, es una gran mentira y calumnia a la humanidad de un "pecado original" que jamás ocurrió. Ese cuento chino de Adán y Eva fue introducido en la Iglesia por "San" Pablo, el apóstol de Satanás (no de Jesús) que de santo no tiene nada aunque haya sido mártir, pues siguió la ignorante, inhumana y anticientífica doctrina del machista y racista Aristóteles, que avalaba la esclavitud de los esclavos y de las mujeres.

Renacimiento Humanista
En el Renacimiento el cuerpo femenino aparecía como Venus o representante del goce epicúreo de la vida. Cuando la cultura se secularizó en el Renacimiento la misoginia decayó gracias a la tradición romana, que no era machista ni misógina, y a causa del Cristocentrismo y la imitación de la actitud respetuosa de Cristo con las mujeres.
Pero otras religiones, que no han conocido algo semejante al Renacimiento racionalista, se muestran en general mucho más misóginas, como el Islam, en cuyo Corán se lee "cuelga el zurriago (látigo) donde la mujer pueda verlo". Respecto a eso, una indignada chica árabe dijo: "¡Ah, si mi futuro marido me hace eso yo cojo ese látigo y se lo quemo, carajo, se lo quemo! Y luego se lo meto al poto estando aún al rojo, a ver si le quedan ganas de tenerme esclavizada".
También dice: "El dominio masculino es indispensable para que los hombres puedan apropiarse del producto de la fecundidad femenina"; según la sharia o ley musulmana el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre; por otra parte, el Corán autoriza la poligamia de hasta cuatro mujeres y permite el concubinato. ¿Cómo pueden ser así con ellas, si las mujeres árabes son las más bellas del mundo?


Filosofía contra la mujer
Han sido misóginos: Pablo de Tarso, Platón, Aristóteles, Sócrates, Semónides de Amorgos, "San" Agustín, Juan Manuel, Alfonso Martínez de Toledo, Arthur Schopenhauer, Jaume Roig, Francesc Eiximenis, Pere de Torroellas, Hernán Mexía, Íñigo de Mendoza, Marqués de Santillana, Ambrosio de Montesino, Rodrigo de Reinosa, Nicolás Maquiavelo, Pío Baroja, Friedrich Nietzsche y Francisco Umbral. También ha habido mujeres misóginas, que por ello se odiaban a sí mismas: Pilar Primo de Rivera, Carmen Martín Gaite, Esther Vilar y Elvira Lindo. La filóloga Anna Caballé es autora de un manual sobre la misoginia en la literatura.
La misoginia está relacionada con el pesimismo, pues la aversión a las mujeres es un síntoma de un desprecio y odio hacia todo lo humano, hacia la Humanidad en general (misantropía).


Manifestaciones de misoginia
En español, el morfema de género femenino denota frente al masculino connotaciones semánticas despectivas en oposiciones como: zorro (hombre astuto) / zorra (puta), hombre público (hombre famoso) / mujer pública (puta), gallo (valiente) / gallina (cobarde), etc. Por otra parte, en formaciones del folklore tradicional como el Refranero hay un abundante apartado que refleja la mentalidad misógina tradicional: "La mujer, la pata quebrada y en casa", "Llantos no se han de creer / de viejo, niño y mujer", etc.

Bibliografía
* Anna Caballé, Una breve historia de la misoginia. Barcelona: Editorial Lumen, 2006.
* VV. AA. Feminismo y misoginia en la literatura española. Fuentes literarias para la historia de las mujeres, C. Segura Graíño, coord., Narcea Ediciones, 2001.
* Bonnie Anderson; Esperança Bosch Fiol; Margarita Gili Planas; Victoria A. Ferrer Pérez, Historia de la Misoginia, Barcelona: Ed. Anthropos,
1999.

Poco honolable Ying Yang chino también desplecia a las mujeles
El Ying Yang es un concepto filosófico chino fundamentado en la dualidad de todo lo existente en el universo según la filosofía oriental, en la que surge. Describe las 2 fuerzas fundamentales aparentemente opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. En todo se sigue este patrón: oscuridad-luz, silencio-sonido, frío-calor, quietud-movimiento, muerte-vida, cuerpo-mente, femenino-masculino.
El ying es el principio femenino, lo negativo, la tierra, la quietud, la oscuridad, la muerte, la pasividad, la absorción.
El yang es el principio masculino, lo positivo, el cielo, el movimiento, la luz, la vida, la actividad, la penetración.
Como se ve, el Ying Yang también es misógino: a lo femenino lo considera negativo y malo.

Abajo el machismo maquiavélico y esclavizante
Nicolás Maquiavelo (1469-1527), el filósofo diabólico que nunca debió haber nacido, en su libraco "El príncipe" defendió las injusticias de la sociedad. Aunque no haya dicho la frase atribuida a él, "el fin justifica los medios", sí la dijo de forma indirecta y clara, porque resume la mayoría de sus ideas: para lograr tus objetivos, de ser necesario sé cruel, ladrón, mentiroso, hipócrita, adulador, deshonesto, déspota, brutal, estafador, oportunista, torturador, asesino, etc. Con ello te dice que sigas esos medios malsanos con tal de lograr tus fines; por ello NO es erróneo decir que Maquiavelo haya dicho "el fin justifica los medios". En política, es claro que los delincuentes de saco y corbata de la derecha siguen esta prédica maquiavélica satánica. También fue un machista que propugnó la esclavitud de la mujer a manos del hombre.
Manuel González Prada (1844-1918), ensayista, pensador anarquista y poeta peruano, en cambio, en su ensayo progresista "Horas de lucha" hace una justa denuncia contra las injusticias de la sociedad. El artículo "Las esclavas de la iglesia" asume la defensa de la mujer y dice que ningún ser humano debería ser tan enemigo de la Iglesia como la mujer, por el machismo, la misoginia y el desprecio de la Iglesia por las mujeres pese a su veneración por la Virgen María; el afán de someterlas como esclavas a la misma Iglesia y a sus maridos, y esto último por ese dogma de la "indisolubilidad del matrimonio", por malo que sea el marido; dogma que junto con la condena de las relaciones pre-matrimoniales, busca la sumisión y la esclavitud de la mujer hacia el hombre para impedirle que haga una elección de pareja acertada, y para que sea la esclava del hombre con quien se case; para que, aunque se haya equivocado, quede atrapada en la obligación de vivir toda su vida con él, aunque resulte un malvado.
Don Manuel denuncia también con justa indignación las invectivas de los monjes contra las mujeres: "la que nos induce a pecar, camino de todas las iniquidades, puerta del infierno, enemiga del hombre, flecha de Satanás, vergüenza del mundo, hija del demonio, ponzoña del basilisco, tentación del demonio, la que nos da el placer pecaminoso, burra mañosa, la culpable de la caída del hombre, escorpión siempre listo a picar".
Por ello en la época medieval, aquellos malvados propugnaron el uso del cinturón de castidad contra las mujeres cuyos maridos se iban a Las Cruzadas dizque a "cristianizar", pero en realidad a cometer crímenes de lesa humanidad contra los "pueblos infieles", como llamaban así a los pueblos no cristianos; así se las tenía a ellas como esclavas. A tan furibundos curas misóginos se les tomaría por locos, maricones o unos desgraciados que nunca tuvieron madre o que la tuvieron muy mala, o que su conducta era por envidia de estar prohibidos de tener sexo por culpa del celibato que la Iglesia les había impuesto, por su desprecio a la mujer.
Como se ve, Manuel González Prada es todo lo contrario a Maquiavelo, una persona justa y humana, que escribe sin rodeos todo lo que ya se evidencia en contra de las mujeres, pero que nadie había dicho hasta entonces por costumbre, por resignación, miedo o silencio cómplice.


Ririkuku, una linda y virtuosa chinita organista de Suiza. Detrás de ella, un "músico" frustrado, machista y envidioso. www.youtube.com/ririkuku

La mujer es tan inteligente como el hombre
Está comprobada la igualdad de inteligencia de ambos sexos; si el cerebro de ella es un poco más pequeño que el de él, es simplemente porque la constitución física de todo el cuerpo femenino es ligeramente menor que la del masculino.
Además se ve la evidencia de ello en las mujeres cultas; en el medio musical son una clara prueba las mujeres que cultivan la música, desmoronan la mentira de Aristóteles de que la mujer es menos inteligente que el hombre sólo porque su cerebro es físicamente un poco más pequeño.
Las mujeres pueden adquirir habilidades que igualen o superen las de un hombre, por ejemplo, una pianista u organista cuyo virtuosismo ha sido adquirido con mucha práctica.
Para defender su falsa posición, el machista aristotélico dice: si la mujer es tan inteligente como el hombre, ¿cómo se explica que a lo largo de la historia de la Humanidad, casi ninguna haya destacado en los campos del saber en general, como la ciencia, la cultura, el arte, etc.? La explicación es muy sencilla: porque el hombre no la ha dejado; aprovechándose de que su fuerza física superior, a golpes o bajo amenazas le ha negado la oportunidad de destacar, le ha impuesto toda clase de trabas sociales, y la ha relegado únicamente al cuidado de los hijos.


Comentarios contra las mujeres, refutados
Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645) Escritor español.
"¡Oh, qué plaga, qué aburrimiento, qué tedio es tener que tratarse con ellas mayor tiempo que los breves instantes en que son buenas para el placer!"
Quevedo dice eso como chonguero, de los que se dan únicamente a los prostíbulos, nada más que para saciar con ellas las ganitas sexuales. De hecho se sabe que Quevedo fue mujeriego. Pero al menos amó (o fingió amar) a mujeres, a diferencia de Sócrates, que amó a hombres.
Platón: (427-347 a. C.) Filósofo y pedófilo griego, autor del libro gay “El Banquete”, cuyo título parece que denotara lo que enseña, que el amante se banquetea a su “doncel predilecto”.
“¡Así aman los amantes a su donceles!” (El Banquete)
¡A sus doncellas, maricón de mierda!
Jack Nicholson (1937) Actor de cine estadounidense. "La mujer castra al hombre y lo transforma en cordero". Lo dijo de broma, se sabe que Jack Nicholson no odia a las mujeres.
Alfred de Musset (1810-1857) Escritor francés.
"La mujer es como una sombra: no podrás atraparla, pero tampoco huir de ella".
¿Y quién quiere huir de una mujer? Sólo los misóginos y los maricas.
Nicolás Chamfort (1741-1794). Moralista francés, lúcido y escéptico. "La mujer es como la sombra del hombre; si el hombre la sigue, la mujer huye: si el hombre huye de ella, la mujer lo sigue." Cierto, pero por reciprocidad ocurre también lo contrario: El hombre es como la sombra de la mujer; si la mujer lo sigue, el hombre huye: si la mujer huye de él, el hombre la sigue.
Ambrose Bierce (1842-1913) Escritor, periodista y editorialista estadounidense.
"Una mujer sería encantadora si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos."
Claro que existen tales mujeres, son las esposas buenas, comprensivas y no dominantes.
Fiodor Dostoievski (1821-1881) Escritor y novelista ruso.
"La mujer, sólo el diablo sabe lo que es; yo no lo sé en absoluto."
Claro, porque él no es el diablo. Los diablos gays (trolls) son: Sócrates, Platón, Aristóteles...
Groucho Marx (1890-1977) Actor, comediante y escritor estadounidense, conocido por ser uno de los miembros de la familia cómica Hermanos Marx.
"Quien diga que puede ver a través de las mujeres se está perdiendo un montón de cosas."
Eso va para los maricones por creerse mujeres y para los que desprecian a la mujer y se creen que saben lo que ellas sienten y piensan (ver frase de Christian Friedrich Hebbel). No saben lo que se pierden al despreciar y no amar a las mujeres.
Arthur Rubinstein (1887-1967) Pianista polaco.
"Una mujer es como un puro: hay que encenderla a menudo".
Un hombre es como un incendio: la mujer tiene que apagarlo a menudo para que no la queme.
Dicho populachero: “La mujer es como la motocicleta: si la calientas, arranca.”
¡Bobada! El hombre también necesita ser calentado por la mujer para funcionar sexualmente.
Jean Anouilh (1910-1987) Dramaturgo francés
"Las mujeres son como la sopa: no hay que dejarlas enfriar".
Los hombres son como el helado: las mujeres no deben dejarlos calentar.
Rabindranath Tagore (1861-1941) Poeta bengalí, filósofo del movimiento Brahmo Samaj (que se convirtió al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones.
"¿Por qué se marchitó la flor? Se marchitó la flor porque la abracé junto a mi corazón, por eso se marchitó la flor."
Borrachos tambaleándose: “La mujer es democrática. ¡Hip!”
Camilo José Cela (1916-2002) Escritor español, experto en amar a jovencitas. "Las mujeres están para ser gustadas. Después, unas se dejan, otras no... Eso va ya por provincias".
Indios arapaho (1835) "Las cosas deseables que tener en la vida ser: primero, el whisky; segundo, el tabaco; tercero, los caballos; cuarto, las armas, y quinto, las mujeres."
Para el indio hombre ser deseables esas cosas. ¿Y la india mujer? ¿Acaso no merecer cosas?
Jean-Paul Sartre (1905-1980) Filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés, exponente del existencialismo y del marxismo humanista.
"Está inextricablemente embrollado en la materia (es decir, la madre) y, además, es algo viscoso, sucio y rezumante que te hace vomitar." "La náusea" (1938).

Frases altamente misogínicas merecidamente refutadas o ridiculizadas
Aristóteles (384-322 a. C.) Filósofo griego machista, misógino, esclavista y anticientífico.
"La mujer es un hombre inferior. ¡Ay! Los maricones somos unas mujeres superiores".
"La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades. ¡Ay! El hombre tiene esas cualidades y me gusta conocerlas hasta el fondo por detrás".
Qué tal baboso, si no fuera por una mujer, él no habría existido.
“No hay cuerpo más perfecto en la naturaleza que el cuerpo del hombre”.
En sentido sexual eso lo dice por ser maricón. En sentido humano dice una estupidez, porque una prueba de que el cuerpo humano (sea de hombre o de mujer) no es el más perfecto es que carece de alas, y por ello no puede volar por sí mismo. Los insectos, las aves y los murciélagos tienen alas para volar, pero los seres humanos no, siendo el vuelo el medio de movilidad más rápido, eficiente y sencillo. Por ello a los ángeles se les representa como seres humanos con alas y al superhombre con una capa voladora (Superman), en ambos casos como símbolos de perfección humana.
Sócrates (470-399 a. C.) Filósofo griego homosexual y corruptor de menores, condenado por eso a beber la cicuta. El libro "El Banquete" de su discípulo Platón muestra su mariconada.
"Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante. ¡Ay! Si quieres que te sigan los hombres, ponte también delante para que te la metan rico por detrás como a míiiiiiiiiii."
Platón "Timeo" (ca. 360 a. C.) "De aquellos que nacieron como hombres, todos los que fueron cobardes y malvados fueron transformados, en su segundo nacimiento, en mujeres. ¡Ay! De aquellas que nacieron como mujeres, todas las que fueron cobardes y malvadas fueron transformadas, en su segundo nacimiento, en maricones como yoooooo."
Platón era un pedófilo maricón, en su libro "El Banquete" despliega toda su filosofía gay.
"San" Agustín de Hipona (354-430) Cura misógino argelino considerado Doctor de la Iglesia Católica y proclamado injustamente por ésta como santo a pesar de su odio a las mujeres.
"Las mujeres no deberían ser educadas en forma alguna. De hecho deberían ser marginadas, ya que son causa de provocaciones e involuntarias erecciones en los santos varones".
Es increíble que lo consideren santo a pesar de esa necedad que dijo contra las mujeres y de pretender que vivan ignorantes y marginadas sólo porque él tenía erección con sólo verlas. Y en lugar de buscar una que le sacie el natural apetito sexual, las odiaba. ¡Imbécil! Seguramente se le paraba el pajarraco al ver hasta a las viejas, incluso a su propia madre.

Erasmo de Rotterdam (1466-1536) Filósofo y teólogo holandés.
"La mujer es, reconozcámoslo, un animal inepto y estúpido, aunque agradable y gracioso".
El inepto y estúpido es él, por decir esta tremenda y estúpida mentira.
Gustave Flaubert (1821-1880) Novelista francés.
"La mujer es un vulgar animal del que el hombre se ha formado un ideal demasiado bello."
Si es así, entonces el hombre también es un vulgar animal del que la mujer no se ha formado un ideal demasiado bello, precisamente porque no es tonta, sabe que el hombre es malo, más aún por hablar así de ella.
Pitágoras (580-500 a.C.) Filósofo griego (no el matemático).
"Existe un principio bueno que creó el orden, la luz y el hombre, y un principio malo que creó el caos, la oscuridad y la mujer."
Habla igual que el Ying Yang, y además como un homosexual, que sin razón alguna ensalza al mismo sexo y menosprecia al sexo opuesto. ¿Tan mala fue con él su madre?
"Santo" Tomás (1224-1274) Teólogo y filósofo italiano, Patrono de las Universidades.
"El padre debe ser más amado que la madre, pues él es el principio activo de la procreación, mientras que la madre es tan sólo el principio pasivo".
¡Condenado desmadrado! ¿Cómo pueden haberlo proclamado santo si dijo esa tremenda necedad? ¿Quién carga con el tremendo trabajo del embarazo teniendo al hijo en sus entrañas durante 9 meses, lo da a luz, lo amamanta y luego se desvive más por él? ¿Acaso el hombre? Además el padre tiende a ser malo con los hijos más que la madre, suele ser gritón y pegalón, y por ello los hijos hacen a su mamá su aliada que los protege de los abusos paternos.
Severo Catalina (1832-1871) Político y escritor español.
"Desde la edad de seis años, la mujer no crece más que en dimensiones".
Según esa mentira, todas las mujeres tienen la edad mental de una niña de 6 años. Este baboso miente así quizá porque su madre fue una retrasada mental y él heredó esa tara.
Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Escritor alemán.
"Al envejecer, el hombre construye su rostro y la mujer lo destruye".
Habla como si el hombre mantuviera su rostro juvenil con la edad.
Henry F. Amiel (1821-1881) Escritor suizo.
"Se entiende a las mujeres como se entiende el lenguaje de los pájaros: por intuición o de ninguna manera". El bruto con cerebro de pájaro es él, por no entender a las mujeres.
Jean-Baptiste Poquelin Mòliere (1622-1673) Dramaturgo francés.
 "Por muchas razones no es bueno que la mujer estudie y sepa tanto".
¿Y por qué no? ¿Cuáles son esas “muchas razones”? No las dice sencillamente porque no existen. En cambio sobran las razones por las que sí es bueno que la mujer estudie y sepa tanto: porque el saber más hace libre a la persona y evita que la mujer sea esclava.
Noel Clarasó (1905-1985) Escritor español.
"El hombre que a los 20 años no cree en la mujer no tiene corazón, y el que sigue creyendo en ella a los 40 ha perdido la razón".
El que ha perdido la razón es él por decir eso; ese es problema suyo, no nuestro.
Sacha Guitry (1885-1957) Dramaturgo francés.
"Si la mujer fuera buena, Dios tendría una".
¿Quién le ha dicho que Dios Padre es un hombre? Además Dios Hijo, Jesús, sí tuvo mujer, María Magdalena, aunque la Iglesia lo niegue misóginamente y llame blasfemia a esa realidad.
Henri Beyle Stendhal (1783-1842) Escritor francés.
"Apenas han encontrado marido, se convierten en máquinas de fabricar niños, en perpetua adoración por el fabricante".
¿Acaso el hombre no participa también en la fabricación del niño junto con la mujer? ¿O él es un cornudo que no pudo darle hijos a la suya y tuvo que ayudarlo el amante?
Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.
"El secreto del alma de las mujeres consiste en carecer de ella en absoluto".
Mira quién habló, el desalmado es él por decir esa barbaridad.
Napoleón Bonaparte (1769-1821) Militar, gobernante y emperador francés.
"Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo como un cobarde. Sí, lo admito, soy un cobarde, a la hora de follar me quiero escapar por culpa de mi pija de enano impotente."
Plinio el Viejo (23-79) Escritor latino, científico, naturalista y militar romano.
"El contacto con la sangre menstrual agria el vino nuevo, los cultivos a los que toca se vuelven estériles, los enjambres de abejas mueren, incluso el bronce y el hierro se oxidan enseguida, y un olor horrible llena el aire. Si lo saborean, los perros enloquecen".
¿Y acaso no hace cosas iguales o peores el contacto con los desechos orgánicos masculinos? ¿O acaso la caca joven de Plinio el Viejo era muy sabrosa, fraganciosa y milagrosa, él se la comía como si fuera caviar, los locos recuperaban la cordura comiéndosela y los muertos resucitaban si él les cagaba encima?
Chiste británico (1920) "Un caballero es quien se quita el sombrero antes de golpear a su esposa".
¡Imbécil! Quien golpea a su esposa no es un caballero y merece que ella lo golpee.
Martín Lutero (1483-1546) Teólogo y reformador religioso iniciador de la Reforma Protestante. 
"El peor adorno que una mujer puede pretender tener es ser sabia." O sea que para él la mujer debe ser ignorante; en cumplimiento de ello, la TV basura vuelve ignorantes a las mujeres de Latinoamérica con las telenovelas, agentes del subdesarrollo intelectual, moral y cultural.
"Las niñas empiezan a hablar y a tenerse en pie antes que los chicos porque los hierbajos siempre crecen más de prisa que los buenos cultivos." [Conversaciones de sobremesa (1533)]
Eso es mentira, las niñas y los niños empiezan a hablar y a tenerse en pie a la misma edad.
¿Cómo puede haber mujeres protestantes o evangélicas habiendo dicho todo eso de ellas el fundador del protestantismo? Ora ignoran que dijo eso, ora carecen de dignidad y autoestima.
Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.
"Cuando las mujeres nos aman, nos perdonan todo, incluso nuestros crímenes; cuando no nos aman, no nos dan crédito de nada, ni siquiera por nuestras virtudes."
Eso es falso, si el hombre ha cometido graves faltas, la mujer deja de amarlo y no lo perdona, no es tonta. Además una mujer, así no nos ame, sí nos puede dar crédito como una amiga.
"Emancipar a las mujeres es corromperlas".
Esclavizar a las mujeres es propio de hombres corruptos. Por ello el corrupto es él, miente porque le conviene tener a la mujer como esclava. Pero no es al hombre a quien corresponde emancipar a las mujeres, es a ellas a quienes les corresponde emanciparse a sí mismas. Como ellas mismas dicen con justa cólera, "todos los hombres son unos perros" porque las tratan a lo bestia, a lo bruto, y las consideran inferiores.
Oscar Wilde (1854-1900) Poeta y escritor inglés-irlandés, desenmascarado por homosexual.
"El hombre bígamo tiene dos mujeres. El monógamo también. ¡Ay! El maricón "monógamo" como yo tiene un hombre. El maricón "bígamo" también".
"Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame. ¡Ay! Un maricón como yo puede ser feliz con cualquier hombre, lo ame o no lo ame." Cabro mentiroso, justamente la felicidad del hombre está en amar a una mujer, además de ser amado por ella.
Friedrich Nietzsche (1844-1900) Bigotudo filósofo, poeta, “músico” frustrado y filólogo loco alemán, misógino maricón y defensor del mal como Nicolás Maquiavelo.
"Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño." Para el bruto que se deja engañar, claro.
"Si vas con mujeres, no olvides el látigo. ¡Ay! Si eres marica como yo y vas con hombres, diles que no olviden el palo y tú no olvides la vaselina para cuando te lo metan al poto como a mí."
"El verdadero hombre pretende dos cosas: el peligro y el juego. Por eso quiere a la mujer, que es el juguete más peligroso. ¡Ay! El verdadero maricón como yo pretende dos cosas: estar fuera de peligro y no jugar. Por eso quiere al hombre, que es el juguete menos peligroso."
"En la venganza como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre. ¡Ay! Por eso yo prefiero rechazar a la mujer y amar al hombre para sufrir menos barbarie."
Qué gran mentira la de ese marica, históricamente se ha demostrado hasta la saciedad que en todo absolutamente el hombre es mucho, muchísimo más bárbaro que la mujer. Una muestra contundente de que la maldad es más propia del hombre que la bondad propia de la mujer es que por lo común las mujeres perversas, ladronas y criminales son ahombradas, marimachas, lesbianas, pero los hombres buenos, probos y honrados NO son afeminados ni maricones.
"El amor (a una mujer) es el estado en que el hombre ve más las cosas como no son. ¡Ay! En cambio el amor a un hombre es el estado en que el hombre ve más la “cosa” (pene) del amado como es, un deleite para mi poto."
"Hay mujeres que, por mucho que en ellas se busque, no tienen interior, no son más que máscaras. Hay que compadecer al hombre que se abandona a estos seres casi fantasmales, necesariamente incapaces de satisfacer."
Hay hombres (y son los más) que, por mucho que en ellos las mujeres busquen, no tienen interior limpio, no son más que máscaras rellenas de caca, como este filósofo gay por decir esas barbaridades. Hay que compadecer a la mujer que se abandona a estos sujetos casi fantasmales, pobres diablos necesariamente incapaces de satisfacerlas y hacerlas felices.
Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán que fue un renegado maricón misógino; odiaba a las mujeres porque ninguna quiso estar con él debido a su extrema fealdad, y además porque odiaba a su madre.
"Las mujeres son unos animales de cabellos largos e ideas cortas. Por eso las odio. ¡Ay! Los hombres, en cambio, son unos animales de cabellos cortos e ideas largas... muy largas. Por eso los amo. ¡Ay, sí! ¡Sobre todo a los negros, que las tienen más largas y gruesas!"
"Las mujeres, por ser más débiles, se ven obligadas a depender no de la fuerza, sino de la astucia; de ahí su hipocresía instintiva y su inmodificable tendencia a la mentira. Por eso el fingimiento es connatural a las mujeres y se encuentra tanto en las mujeres tontas como en las inteligentes. Los hombres, por ser más fuertes, no necesitan de la astucia, pues les basta su fuerza bruta; de ahí su sinceridad instintiva y su inmodificable tendencia a la verdad de la milanesa que tienen entre las piernas. ¡Ay, sí! Milanesa que a los cabros misóginos como yo nos gusta tanto que nos la metan por atrás. Por eso la verdad de dicha milanesa fálica es connatural a los hombres y se encuentra tanto en los hombres tontos como en los inteligentes."
"La experiencia de un hombre es conocimiento y el conocimiento es poder. Y no hay nada que una mujer desee más que el poder, el cual sólo puede ser ejercido a través de un hombre. ¡Ay! La experiencia de un hombre es conocimiento y el conocimiento es poder y potencia sexual. Y no hay nada que un marica como yo desee más que el poder ser penetrado por el poder fálico, el cual sólo puede ser ejercido a través de un hombre. ¡Ay, síiiiii, suave con mi pooooooto!"
“Cuanto más noble y perfecto es un ser, más tardado y lento es en llegar a la madurez. Un hombre difícilmente llega a la madurez de su potencia razonadora y sus facultades mentales antes de los 28 años, mientras que una mujer lo hace a los 18”.
¡Imbécil! ¿Y por qué va a ser cierto eso de que cuanto más perfecto es un ser más demora en madurar? ¿No será al revés? Que la mujer es más perfecta por eso, por madurar más rápido.
Pierre de Marivaux (1688-1763) Novelista y dramaturgo francés.
"Cuando alguien presume de su mujer amable y del amor que siente por ella, creo ver a un frenético que elogia a una víbora, y que aún dice que es encantadora y que tiene la suerte de ser mordido. ¡Ay! En cambio, cuando alguien como yo presume de su hombre amable y del amor que siente por él, creo ser un frenético que elogia a la víbora que tiene mi hombre entre las piernas, y que aún dice que es encantadora y que tiene la suerte de morderla y ser follado por ella." La víbora es este maricón por llamar víboras a las mujeres.
Pablo el Adefesiero (5-67) Apóstol y mártir falsamente santo y cristiano, por misógino, machista y esclavista.
"No consiento que la mujer enseñe ni domine al marido, sino que se mantenga en silencio."
¿Acaso uno de los principios de caridad cristiana no dice "enseñar al que no sabe"? Y si la mujer sabe sobre algo más que el hombre, no tiene nada de malo que éste reciba la enseñanza por parte de ella.

Beth tocando el órgano y sacando la lengua, pica y cachita a Pablo el Apóstol, en nombre de todas las chicas organistas que tocan en las iglesias, ya sean armonios, órganos electrónicos u órganos de pipas.

Buda (Siglo V - siglo IV a. C.) Religioso nepalí panzón, creador de la filosofía budista.
"La mujer es mala. Cada vez que se le presente la ocasión, toda mujer pecará."
¿Acaso el hombre no hace lo mismo y de peor manera? ¿Acaso el hombre es un santito? La realidad es que, por naturaleza, la mujer tiende a ser buena y el hombre a ser malo.
Ley promulgada por el Consejo Revolucionario de Irak (1990) "Un hombre puede matar impunemente a su esposa, madre, hija, hermana, tía, sobrina o prima por parte paterna si cree que es culpable de adulterio." Probablemente sea una mentira del imperialismo judeo-yanqui para justificar su invasión a Irak. Justamente esa era una ley muy antigua de los judíos.
Anónimo "Nunca confíes en un animal que sangra más de cinco días y no muere."
¿Y por qué no? La menstruación no proviene de una herida, y menos de una herida de muerte. ¡Imbécil!
François Marie Arouet Voltaire (1694-1778) Escritor francés.
"Las mujeres son como las veletas: sólo se quedan quietas cuando se oxidan".
¿Y el hombre será muy quietecito? Eso es mentira porque las mujeres tienden a ser tranquilas, no son inquietas, como sí lo es el hombre, que se folla a una y a otra, y a otra, y a otra, etc.
"El primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta; el segundo un imbécil." Eso es falso porque las mujeres buenas, jóvenes y bellas son como flores, independientemente de lo que digan los poetas. El imbécil es él por insultarnos así a quienes no somos poetas y comparamos a las chicas lindas con flores.
Andre Maurois (1885-1967) Escritor francés.
"Las mujeres son como los caballos: hay que hablarles antes de ponerles las bridas".
Este tarado dice eso porque no reconoce en la mujer como lo que es, un ser humano, sino la considera una bestia de carga. Por ello, la bestia es él, y además una bestia bruta.
Sigmund Freud (1856-1939) Médico y neurólogo austriaco judío, padre del psicoanálisis.
"La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?"
Quiere respeto y reconocimiento de su dignidad y de que lo que es, un ser humano, valores que han sido pisoteados por el hombre varón.
Rudyard Kipling (1865-1936) Escritor y poeta nacido en la India, pero inglés de corazón.
"Una mujer sólo es una mujer, pero un buen cigarro es tabaco". ("Los prometidos", 1885)
"La más tonta de las mujeres puede manipular a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manipular a un imbécil."
Ese juego de palabras suena muy interesante justamente por ser falso y contradictorio. A un hombre o a una mujer inteligente no lo manipula nadie y menos una persona tonta, y nadie necesita ser muy hábil para manipular a un imbécil, a éste lo manipula cualquiera.
Christian Friedrich Hebbel (1813-1863) Dramaturgo y poeta alemán.
"El amor en la mujer está siempre mezclado con una admiración involuntaria, y cesa cuando cree convencerse de que el hombre le es inferior."
Según eso, la mujer ama sólo si se siente inferior al hombre amado. ¿Qué sabe sobre cómo es el amor en la mujer? ¿Acaso él es mujer? Será gay, por creerse que sabe cómo sienten ellas.
Jean Cocteau (1889-1963) Escritor francés.
"Hay tres cosas que jamás he podido comprender: el flujo y reflujo de las mareas, el mecanismo social y la lógica femenina". Él no, pero personas más inteligentes que él sí.
Proverbio alemán "La mujer tiene forma de ángel, corazón de serpiente y mente de asno".
El que inventó esa frase tiene forma de hombre, corazón de diablo y mente de caca.
Confucio (551-479 a. de C.) Filósofo chino, creador del Confucionismo.
"Tal es la estupidez del calácter de la mujel que en todas las cuestiones le incumbe desconfial de sí misma y obedecel al honolable malido".
¿Cómo puede haber mujeres confucionistas habiendo hablado así de ellas el fundador del confucionismo? Ora ignoran que dijo eso, ora carecen de dignidad y autoestima.
León Tolstoi (1818-1910) Escritor y novelista ruso.
"Es evidente que todos los desastres, o una enorme proporción de ellos, se deben al carácter disoluto de las mujeres." "Diario" (19-XII-1900)
El hombre es el disoluto y el culpable de los desastres, como por ejemplo las guerras.
Adolfo Hitler (1889-1945) Político alemán, líder, ideólogo y fundador del Partido Nazi.
"La política es una mujer. Si eres su amante desgraciado, te decapitará de un mordisco".
Él con su política decapitó a mordiscos a millones de personas, hombres y mujeres.

Otras mentiras y cojudeces dichas contra la mujer
"De hecho, existe una cantidad descomunal de diferencias entre el hombre y la mujer."
"El hombre piensa. La mujer da que pensar."
"El hombre siente y no llora. La mujer llora y no siente."
"El hombre va al teatro formando parte de los espectadores para ver la comedia. La mujer va al teatro formando parte de la comedia para ver al público."
"El hombre sufre. La mujer hace sufrir."
"El hombre va a un lugar y pregunta: ¿Está Fulano? La mujer va a un lugar y dice: ¡Aquí estoy!"
"El hombre razona. La mujer da gritos."
"El hombre tiene una equivocación. La mujer es la equivocación del hombre."
"El hombre exige menos de lo que merece. La mujer merece menos de lo que exige."
"El hombre cree. La mujer aparenta creer."
"El hombre se cree más malo de lo que es. La mujer es más mala de lo que se cree."
"En consecuencia: ¿Qué es el hombre? Lo que la mujer quiere."
"El hombre que pierde una buena mujer no sabe lo que gana."
"Sin la mujer no se puede vivir. Con la mujer menos."
"El hombre propone, Dios dispone y la mujer descompone."
"La mujer comprende todas las reglas aritméticas: suma disgustos, resta diversiones, multiplica gastos y divide opiniones."
"Las mujeres como las chimeneas, una en cada casa y limpiarlas de vez en cuando."
"¿Qué harían los hombres si no existieran las mujeres? Domesticar a otro animal."
"¿Cuando pueden las mujeres ir a la luna? Cuando haya que barrerla."
"¿Cuales son las 70 cosas para las que sirven las mujeres? Para el 69 y para cocinar."
"Dios hizo el mundo y descansó. Dios creó al hombre y descansó. Dios creó a la mujer y desde entonces nadie ha podido descansar."


Recomendaciones a las chicas
1) Cultiva mucho tu mente y tu cuerpo, así como tu alma y tu corazón y hazte hermosa, buena, inteligente, graciosa y sana.
2) Estudia una profesión, no dejes de hacerlo; como se dice, haz algo útil por la vida, pero con instrucción superior, para que así tengas una amplia formación y ningún sujeto machista pueda estafarte, enamorándote al principio y aparentando ser un santo cordero para luego casarse contigo y dar a conocer lo que es: un lobo, y se pase toda tu vida rebajándote. Como dice el refrán: "Los jóvenes deben inclinarse ante los libros para de viejos no inclinarse ante nadie".
3) No pierdas tiempo viendo telenovelas, pues son amigas del machismo que trata de probar que la mujer no es inteligente por dedicarse a verlas. Son producciones hechas para impedir el progreso cultural de los pueblos latinoamericanos. Duran meses, esclavizan a los televidentes con sus tramas, se desarrollan con lentitud y crean un interés por saber lo que continúa, día tras día, semana tras semana, mes tras mes. Mientras las películas muestran la trama de manera normal, es decir, no muy lenta ni muy rápidamente, en unas horas, y por lo general con buena calidad en el argumento, el interés y el contenido, las telenovelas desarrollan la trama con una lentitud atroz, y el contenido es banal, negativo y sobrecargado de melodramatismo, lo cual evidencia el interés puramente comercial y deformante, nada cultural ni de formación, ni de entretenimiento sano. Sobre todo las telenoveluchas venezolanas, que son las peores.
4) Orienta tus intereses musicales hacia lo superior y profundo; evita las baladas comerciales, pues fomentan la superficialidad en el amor (junto con las telenovelas) y en lo musical, por sus armonías simplonas, que inducen a las pobres parejitas cursis a enamorarse y a casarse sin conocerse bien y es entonces cuando empiezan los problemas; por ello la lluvia de fracasos matrimoniales y divorcios es a cántaros. Porque se enamoraron escuchando sosas cursilerías musicales de Chayanne, Ricardo Montaner, Laura Pausini, Gianmarco, Ana Gabriel, Alejandra Guzmán, Shakira, Guillermo Dávila, Thalía, Ricky Martin, Cristian Castro, etc.
5) No descuides tu apariencia física; cuídala lo mejor posible, aún después de que tengas hijos, pues no se trata únicamente de mantener la fidelidad o lealtad de tu esposo hacia ti evitando espantarle con el descuido descrito en párrafos anteriores, sino también es una cuestión de estética y autoestima: debes verte bien aún independientemente de él por ti misma, para que te sientas satisfecha contigo, pues eso se irradia hacia las demás personas y las hace sentirse bien con tu presencia, haciendo que te estimen mejor como persona.
6) No te cases con un machista, que los machistas se queden solteros. Por el contrario, el buen esposo quiere que su esposa sea feliz. Si te casa con alguien así, hiciste una buena elección, ya que tienes un buen esposo, es decir que te quiere, lo cual a fin de cuentas, es lo que tú deseas. Es cierto que es muy difícil encontrar una persona así, pero no imposible: ahí están como ejemplo todos los esposos de la familia March, de las novelas de Louisa May Alcott.
7) Para hacer la elección acertada, nunca te dejes influir por lo que ves a primera vista; antes de enamorarte de alguien debes conocerlo bien. Es recomendable que ambos convivan el tiempo que sea necesario antes de casarse por el bien de ambos, para que puedan conocerse tal como son; no vaya a ser que él se esté haciendo el bueno y después vengan las sorpresas desagradables para ti. Además, así pueden comprobar si de verdad son o no compatibles, que es lo importante. No hagas caso de lo que dice la Iglesia de que primero deben casarse y que el matrimonio es indisoluble; lo dicen porque son unos machistas misóginos, para impedirte que hagas una elección acertada, para que, aunque te hayas equivocado, quedes atrapada y vivas bajo sus garras, en caso de que sea malo; quieren que seas la esclava del hombre.


Características del hombre machista
-A las mujeres las ve permanentemente como seres inferiores a él, aunque hipócritamente las trate con caballerosidad y cortesía; lo cual se comprueba con el hecho de que de cuando en cuando se muestra tal como es y les falta el respeto, gritándolas.
-Es un mitómano, dice mentiras sobre sí mismo y él mismo se las cree.
-Es engreído, petulante, megalómano, egoísta, vanidoso, creído y acomplejado.
-Constantemente fanfarronea ante las mujeres tratando de impresionarlas y enamorarlas, se da aires de ser lo máximo, una gran persona, un sabio, un genio, la divina pomada.
-En ausencia de las mujeres, fanfarronea ante sus amigos de ser un gran Don Juan, un tipo muy conquistador y amante que vuelve locas a las mujeres en la cama.
-Siente que al casarse se consigue una concubina y un ama de llaves gratis y nada más.
-No ve a la esposa como una mujer a quien amar sino como un enemigo al cual doblegar.
-No desea tener hijas, pues un pensamiento muy frecuente en él es que sus hijos sean todos varones como él y se lamenta si le nació mujer, a la que con desprecio llama "chancletita".
-No aprecia la bondad del esposo no machista que respeta a su esposa y la considera y trata como lo que es, su igual y no su inferior; el machista se burla y afirma que el ser bueno con la esposa implica dejarse dominar por ella, ser sacolargo y pisado.
-Está siempre a la defensiva o más bien a la ofensiva contra su esposa.
-Continuamente grita a la esposa, la considera una esclava y en algunos casos le pega.


8 de marzo y 25 de noviembre - Días Internacionales de la Mujer
El 8 de marzo se conmemora el Día internacional de la Mujer y el 25 de noviembre el Día de la Lucha Contra la Violencia a la Mujer, reconocidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se resalta la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro. Es fiesta nacional en algunos países.

Mujeres, defiéndanse de sus maridos si éstos las maltratan, están ustedes en su derecho. ¡No a la esclavitud de la mujer por el hombre, las Iglesias, la sociedad, la familia ni por nadie! Al contrario de lo que rebuznó Pablo el Adefesiero, lo justo y altamente recomendable es: Que la esposa NO se someta a su marido como al Señor porque él no es un dios. En cambio, que SÍ pegue y castre a su marido si él la maltrata porque en ese caso él sí es un diablo.

Lorena Gallo se hizo famosa mundialmente por cortarle la pija a su marido John Bobbitt el 23 de junio de 1993 porque le pegaba, pero le faltó quemar la pija y así se la pudieron reimplantar a ese maldito; hubiera sido mejor que se quedara mocho de por vida como se merecía.
Lorena se convirtió en una heroína y abanderada de la lucha contra la violencia a la mujer. Fundó la organización Lorena's Red Wagon, que da ayuda psicológica y social a las mujeres maltratadas. Y si les afila los cuchillos para que castren a sus maridos pegalones, tanto mejor. www.lorenasredwagon.com

La actriz de cine Kim Basinger es otro buen ejemplo de una mujer digna que sabe respetarse, pues echó de su vida a Alec Baldwin, el actor bruto con quien ella se casó y que la maltrataba.
Kim Basinger es una bella actriz de cine y televisión, productora y ex modelo de EEUU nacida el 8 de diciembre de 1953 y varias veces galardonada por su desempeño.
A los 16 años fue elegida Miss Georgia y durante las eliminatorias nacionales en Nueva York le ofrecieron un contrato como modelo fotográfica. Con sólo 17 años comenzó una carrera llena de éxitos como modelo de alta costura. Además de realizar dicho trabajo, asistió a clases de interpretación y de canto. En 1977 hizo su primera aparición en series de televisión, entre otras, en Los ángeles de Charlie. En 1978 obtuvo su primer papel principal en un telefilme.
Participó en más de 30 películas, entre las que se encuentran éxitos de taquilla.
Inició su carrera en el cine en 1981 con la película "Hard Country", dirigida por David Greene. Sus primeros éxitos llegaron con películas como la no oficial de James Bond, "Nunca digas nunca jamás" (1983) y, sobre todo, con "Nueve semanas y media" (1986) junto a Mickey Rourke. Entre sus trabajos siguientes, cabe citar "Loco de amor" (1985), "Cita a ciegas" (1986), "Batman" (1989), "Análisis final" (1992) y "La huida" (1994). Recibió el Óscar a la mejor actriz secundaria por su trabajo en "L.A. Confidential" en 1998, un Globo de Oro y un premio del Sindicato de Actores.
En 1991 Kim Basinger conoció al actor Alec Baldwin filmando "Esa rubia debilidad". Se casó con él, tuvieron una hija llamada Ireland y se separaron en 2001, tras casi 8 años de matrimonio.
Alec Baldwin pegaba a Kim Basinger cuando estaban casados. Cansada de soportar sus abusos, Kim recogió todas sus cosas y lo dejó solo en su casa, le pidió el divorcio en 2001 y lo obtuvo en febrero de 2002. "Él era abusivo física y emocionalmente, me golpeó más de una vez", aseguró Kim Basinger.
Alec Baldwin se puso tan mal por el divorcio que, según le contó a la revista GQ, se quiso suicidar. Kim Basinger mantiene una batalla legal con él por la custodia de la hija, pero felizmente es Kim quien vive con Ireland.


Kim Basinger y Alec Baldwin, el actor pegalón con quien estuvo casada.

¡No al sometimiento de la mujer por el hombre (padre o marido), las Iglesias, la sociedad, la familia ni por nadie!
Al contrario de lo que rebuznó Pablo el Adefesiero, lo justo y altamente recomendable es: Que la esposa NO se someta a su marido como al Señor porque él no es un dios. En cambio, que SÍ pegue y castre a su marido si él la maltrata porque en ese caso él sí es un diablo.
MUJER: Platón, Aristóteles, Sócrates, "San" Pablo, Schopenhauer, "San" Agustín,
"Santo" Tomás, Lutero, Erasmo, Maquiavelo, Mòliere, Nietzsche, los cucufatos católicos, los aleluyos evangélicos y demás misóginos son tus enemigos. ¡Repúdialos!

¡SÍ A LA EDUCACIÓN SEXUAL, NO A LA CUCUFATERÍA RELIGIOSA!


Barbie y Ken haciendo el amor. www.barbie.com

La castidad
(Castridad, abstinencia, continencia sexual, vivir aguantado)
La castidad es la moderación y regulación de los placeres carnales por motivos religiosos o sociales. No es lo mismo que abstinencia sexual, pero sí en el caso de no ser casado.
Según la moral cristiana, la castidad eleva el amor en la vida consagrada a Dios, aunque en el matrimonio se estima el amor corporal porque contribuye a fortalecerlo en los esposos. ¿Y los que no se han casado? Que se aguanten las ganas de tener sexo hasta casarse. Y si no se casan nunca, que vivan aguantados toda su vida, sin tener sexo con nadie; esa es la absurda prédica antisexual que dan los cucufatos religiosos, sean católicos o protestantes.
Según la moral de la Iglesia como institución, la castidad es la virtud que gobierna y modera el deseo del placer sexual según los principios de la fe y la razón. El casto domina su sexualidad para integrarse en una personalidad compatible con los puntos de vista religiosos. La castidad que es un fruto del Espíritu Santo y consiste en el dominio de sí mismo y en orientar el instinto sexual hacia causas más morales ligadas al crecimiento espiritual y corporal de las personas. Como si las personas que tienen pareja e hijos no puedan ser grandes moralmente por tener sexo; es que para esos cucufatos el sexo es pecado y quien lo practica merece el infierno.
Cínicamente dicen que la castidad no es una negación de la sexualidad, cuando en realidad sí lo es, porque significa abstenerse de tener sexo, al menos si no se está casado.
Para esos cucufatos, la castidad es una virtud necesaria en los distintos estados situacionales de la vida. En los casados, castidad significa ser fiel. En los solteros que aspiren al matrimonio, la castidad requiere abstención, abstinencia, no tener sexo. ¿Y en los solteros que no aspiren al matrimonio? ¿Deben vivir aguantados de por vida, sean o no sean religiosos? ¡Absurdo!
Según los cucufatos de la Iglesia, en el cristianismo las parejas de novios deben practicar la castidad, en este caso la abstinencia sexual, el aguantarse sexualmente; en estos términos, las relaciones sexuales son castas sólo dentro del matrimonio. Dicen que todo cristiano es llamado a la castidad. El cristiano se ha "revestido de Cristo" (Ga 3, 27), modelo de toda castidad. Eso es falso, porque Jesucristo también amó humanamente, su amor fue Santa María Magdalena, aunque ciertos curas lo nieguen, por ser unos misóginos.
En el colmo del delirio, los catequistas cucufatos predican que en el momento de su bautismo el cristiano católico se compromete a dirigir su afectividad en la castidad. Pero eso es falso porque el bautizo del cristiano católico se realiza a los pocos días de nacido, y a esa edad no puede comprometerse a nada por ser todavía un bebé.


El celibato obligatorio impuesto a los pobres religiosos católicos
Celibato (en latín caelebs, caelibis) se refiere al estado de aquellos que no se casan o que no tienen una pareja sexual. Un soltero puede ser llamado célibe, sin embargo, el concepto adquirió un sentido de opción de vida. Por lo general se entiende como célibe a aquel que no quiere casarse y prefiere la soltería de manera permanente.
La opción por el celibato puede ser religiosa como se presenta entre los sacerdotes católicos, los monjes budistas y otras religiones; social como se presenta en quienes optan por dicho estado como opción personal. Lo común es que el estado celibatal sea voluntario, pero también puede ser inducido o forzado como en el caso histórico de los esclavos.
La castidad en el cristianismo católico es una preparación espiritual para el sacerdocio, el matrimonio, la vida religiosa o el celibato. Los ministros consagrados (sacerdotes, obispos, diáconos, subdiáconos y monjes) se comprometen a vivir en celibato. El voto de castidad es obligatorio para dichos miembros de órdenes religiosas, tanto masculinas como femeninas.
En el mundo occidental contemporáneo el concepto de celibato ha sido frecuentemente asociado a la Iglesia Católica. Por su parte, Oriente conoce este estado por la Iglesia ortodoxa, el budismo y el hinduismo. Las opciones célibes de pensadores, escritores, artistas o líderes, son menos conocidas que las de los religiosos, pero no por ello menos significativas.
El celibato sacerdotal incumbe directamente a los sacerdotes diocesanos y no a los sacerdotes religiosos que siguen el celibato monacal, que es mucho más antiguo. La historia del celibato sacerdotal obligatorio se encuentra dentro de la Historia de la Iglesia Católica o la Iglesia Latina. Por su parte, la Iglesia oriental incluye el celibato sacerdotal como una opción del presbítero realizada antes de recibir el orden diaconal, incluso en aquellos grupos de iglesias orientales en comunión con Roma. Algunas leyes empezaron a exigir el celibato sacerdotal entre diócesis de rito latino en el siglo IV: se hizo manifiesto en el Concilio de Elvira; reiterándose en el Concilio de Letrán en 1123, aunque dicha regulación no fue seguida de manera estricta. En el Concilio de Trento (1545-1563) se estableció de manera definitiva el celibato sacerdotal obligatorio, en respuesta a la Reforma protestante que permitió e incluso promovió el matrimonio de los sacerdotes y suprimió las órdenes religiosas y sus votos.
Muchas razones se argumentan para que la Iglesia Latina llegase a optar por sacerdotes no casados. Destaca una relajación en los hábitos sexuales de los sacerdotes que intentaron regularse en los concilios de Maguncia y Augsburgo, así como se asegura que durante el Concilio de Constanza (1414-1418), 700 mujeres públicas asistieron para atender sexualmente a los obispos participantes. Es posible que dicho desorden causara una decisión de este tipo con el fin de presentar en la figura del sacerdote a un pastor irreprochable. Otra razón que suele argumentarse es la de problemas de propiedad con sacerdotes casados cuyos hijos reclamaban todos los haberes de sus padres al morir estos, lo que incluía la parroquia.
En época reciente, la postura oficial del pontificado sobre el celibato se ha pronunciado en varias ocasiones, como respuesta a algunos movimientos católicos de renovación, y que plantean el celibato como opcional, a veces en desafío directo mediante la petición de secularización o la exhibición pública de curas casados o conviviendo con sus parejas. Sacerdotalis Caelibatus fue la sexta encíclica el papa Pablo VI (24 de junio de 1967). En el mismo sentido se han pronunciado los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI.
El rito latino consistía en que la misa  se oficiaba en idioma latín (de Lacio), como por ejemplo: "¡Dominus voviscum!", pero como los feligreses no entendían ni papa, se impartió la enseñanza de latín en las escuelas para que puedan entender cuando vayan al templo. Posteriormente la Iglesia permitió la traducción del latín a varios idiomas, por lo que el latín quedó como lengua muerta, aunque es el padre etimológico de varios idiomas.
Los defensores del celibato dicen que facilita la unidad de vida, que es la base de la santidad cristiana, desmitifica la absolutización de la teoría de la complementariedad de los sexos, abre el corazón a todas las personas, exige y concreta la ascética diaria y hace del sacerdote un testigo y un indicador cabal de la vida eterna, en la que "nadie se casa ni es dado en matrimonio" (Mt 22, 30). Es una imagen de los bienaventurados del cielo. Joan Baptista Torelló (teólogo) "El celibato sacerdotal, una sana provocación", ACI Prensa, 24 de mayo de 1995.
No dudo de la verdadera vocación de servir a Dios de la mayoría de los hombres que, para tal fin, decidieron enrolarse como ministros de la Institución Iglesia Católica Apostólica Romana. Pero lo cuestionable es que en la realidad, al inicio mismo de comenzar a caminar la vocación sacerdotal, el joven postulante se encuentra con una irrenunciable directiva: debe permanecer célibe, o sea, abstenerse de tener relaciones sexuales por el resto de su vida.
"Los consejos evangélicos están propuestos en su multiplicidad a todos los discípulos de Cristo. La perfección de la caridad a la cual son llamados todos los fieles implica, para quienes asumen libremente el llamamiento a la vida consagrada, la obligación de practicar la castidad en el celibato por el Reino, la pobreza y la obediencia. La profesión de estos consejos en un estado de vida estable reconocido por la Iglesia es lo que caracteriza la "vida consagrada" a Dios (cf. LG 42-43; PC 1)." (Catecismo 915) Consejo quiere decir sugerencia no obligatoria de cumplir; sin embargo, los catequistas en los hechos cambian los "consejos" por "obligación".
Dicho de otra manera, la Iglesia OBLIGA a estos hombres a permanecer célibes a perpetuidad, confundiendo y mezclando grave y peligrosamente lo que es puramente VOCACIÓN humana (servir a Dios) con el DON "Divino" de abstinencia y celibato, reservado y adjudicado de manera específica y extraordinaria según la Autoridad Soberana de Dios, y no por el simple ejercicio de la vocación canalizado a través de la inscripción en un seminario. Escrito está por Pablo (que despreciaba a la mujer):
"En cuanto a las cosas que me escribísteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido... No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento. Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro. Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando." (1ra. Corintios 7:1-9)
Esa prepotente imposición obligatoria del celibato por parte de la Iglesia Católica es una clara intención de control posesivo de la integridad física de sus miembros. Los obliga a que desperdicien su vida careciendo del amor de una persona del sexo opuesto y las delicias sexuales que conlleva, renunciando a tener hijos, familia, gastos y distracciones consecuentes propias de la naturaleza gregaria del ser humano, con el pretexto de que sean almas dedicadas al servicio de la congregación, sin más preocupación que ésta. Toda esta imposición se dio en el Concilio de Letrán I, convocado por el Papa cucufato Calixto II en 1123, que impuso esa antisexual y absurda ideología medieval. Pero el voto de castidad no fue enseñado por Jesús, Él sólo sugirió la soltería: "Hay hombres que se quedan sin casar por causa del Reino de los Cielos. El que puede aceptar esto, que lo acepte". (Mt. 19,12) No la impuso como obligación, eso es una invención mojigata de curas cucufatos y misóginos (que odian a las mujeres).


El celibato obligatorio y sus tristes consecuencias
El profesor Philip Jenkins, profesor de Historia y Estudios Religiosos en la Universidad de Pennsylvania, publicó el libro "Pedofilia y sacerdotes: anatomía de una crisis contemporánea", en donde "concluye" que tan sólo un 0,2% de los sacerdotes católicos han sido abusadores de menores de edad. "Mi investigación de los casos reportados durante los últimos 20 años no revelan evidencias de que el clero católico o cualquier otro clero célibe sea más propenso a conductas inapropiadas o abusos que el clero de cualquier otra denominación, o incluso que los laicos. Sin embargo, ciertos medios de noticias ven el asunto como una crisis del celibato, aseveración que no tiene fundamentos". Este retrógrado medieval, al defender el celibato forzoso, es también un inmoral que defiende a los curas pedófilos, minimizando su número y negando la relación directa entre el celibato forzado a los religiosos y la homosexualización de muchos de ellos. Con esta exposición no se pretende alardear del pecado, sino exponer las consecuencias muy probablemente derivadas de la vida célibe a la que son sometidos los curas y obispos católico-romanos por su Institución y, muchas veces, a los métodos utilizados por la misma Jerarquía para tapar, a los ojos de la gente, estas aberrantes situaciones.

Sexofobia religiosa
Para los religiosos cucufatos, la lujuria es vista como un deseo o un goce "desordenado" del placer sexual, el placer sexual es moralmente desordenado cuando es buscado por sí mismo. Pero eso es mentira, pues el instinto sexual es algo normal y natural, y por lo tanto también lo es el buscar el placer sexual para satisfacerlo; la persona no hace más que seguir las leyes propias de su naturaleza humana. Además, los pre-adolescentes, adolescentes y jóvenes no buscan satisfacer el instinto sexual por el placer mismo (cosa que ya de por sí es legítima), sino que se enamoran y quieren estar con la pareja en alma y cuerpo, sin tener que esperar a casarse para entregarse mutuamente a los legítimos placeres carnales.
Los cucufatos llaman "fornicación" a las relaciones sexuales fuera del matrimonio. La palabra "fornicar" es un término falaz y estúpido inventado por esos sexófobos para afear el sexo.
Según predican, las personas no deben tener sexo antes de casarse y las relaciones sexuales deben ser realizadas únicamente cuando los involucrados estén casados; esto significa que mientras no se casen deben aguantarse las ganas de tener sexo y que si permanecen solteros tienen la obligación de vivir castos toda su vida. ¡Qué imbéciles! Querer imponer semejante absurdo, que el ser humano viva aguantado de por vida si no se casa.
Es así cómo esos fariseos religiosos dañan a la juventud, inculcándole complejos de culpa y demás condicionamientos psicológicos adversos que tanto perjudican la sexualidad humana.
Los cucufatos consideran la masturbación como un acto antinatural y egoísta. Sin embargo, lo antinatural es el celibato, pues niega la satisfacción del instinto sexual; además el celibato es lo egoísta porque la persona que no tiene sexo no comparte su cuerpo con nadie.
La cucufatería y antisexualidad no es exclusiva de la Iglesia Católica; también las pro-judías iglesias evangélicas y los Testigos de Jehová predican lo mismo a los adolescentes y jóvenes.
Para asustar a la juventud, a toda esa prédica sexofóbica le agregan las amenazas de que si no obedecen se irán al infierno en el caso de los católicos y evangélicos o que no resucitarán ni vivirán para siempre en el Paraíso de la Tierra en el caso de los Testigos de Jehová.
Esos pobres diablos religiosos plantean una educación "sexual" que predique la "virtud" de la castidad; pero eso no es educación sexual, es educación antisexual porque la castidad es la negación del sexo. Además, decir que la "castidad" (abstenerse de sexo) es una virtud es como decir que pasar hambre (abstenerse de comer) también es una virtud. Pero la castidad NO es una virtud, porque consiste en vivir reprimido, aguantado, contraviniendo la propia naturaleza humana; por ello a la castidad también se le llama "castridad" porque es una castración mental.
Los métodos anticonceptivos son para tener sexo evitando embarazos indeseados y los cucufatos religiosos tienen la desfachatez de condenarlos. Junto con la homosexualidad, la castidad es una ofensa y una amenaza a la naturaleza, a la hombría del hombre y a la mujería de la mujer. Inculcarla e imponerla es entrometerse en la integridad física de las personas.


Medios católicos cucufatos que imponen el celibato a los laicos
Evidentemente los curitas aguantados, envidiosos de la felicidad de los no religiosos de poder tener sexo, enamorarse, casarse y tener hijos, pretenden imponer su forzada castidad a todo el mundo, y para ello cuentan con laicos cucufatos que hacen propaganda del aguante sexual.
Vida Humana Internacional (VHI www.vidahumana.org) es una entidad católica y antisexual promovida por el cucufato Adolfo Castañeda. Nótese el parecido de su sigla con la del mortal Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH); verdaderamente esa entidad medieval hace honor a dicho parecido, pues es tan enemiga del sexo como el SIDA. Por Radio Católica Mundial y el canal Eternal Word Television Network (www.ewtn.com) la cucufata VHI emite programas que predican abstención de la vida sexual y en contra de la educación sexual, a la cual llama "Educación Sexual Hedonista", como si el sexo no debiera ser placentero sino doloroso.
Con el pretexto de defender la vida en su postura contra el aborto, también predican lo que llama "la virtud de la castidad" (léase el defecto de la castridad). Como gusanos de Miami, son mentirosos, y niegan la efectividad de la educación sexual en la prevención de embarazos no deseados y le echan la culpa de ellos, siendo la educación antisexual la culpable, por impedir que los adolescentes y jóvenes sepan del sexo y las precauciones para evitar el embarazo.
¿Educación Sexual Hedonista? ¡Tiene que ser hedonista la educación sexual, pues el sexo es placentero! Lo que Adolfo Castañeda pretende es una Educación Antisexual Masoquista.


¿El sexo es diabólico? No, el antisexo; el sexo es divino
Ya desde siglos atrás el sexo fue considerado por los religiosos cucufatos como algo malo, diabólico, como un maldito invento de Satanás y que gozar de él es una prueba fehaciente de la existencia del demonio. Por ello no es de extrañar la prédica antisexual que los cucufatos rebuznan hoy en día, prédica heredera de esa absurda satanización medieval del sexo.
Las consecuencias de la sexofobia medieval han sido crueles y atroces: el cinturón de castidad impuesto a las mujeres de aquella época, la leyenda de los demonios del sexo (íncubos y súcubos); la misoginia (odio y satanización de las mujeres); la bárbara extirpación del clítoris o costura vaginal a las niñas africanas que, además de dañarlas y hacerles sufrir enormemente, les niega su derecho al placer sexual. Todos esos actos de barbarie son una muestra más de que lo satánico no es el sexo sino la sexofobia, como la de los religiosos cucufatos.
Más aún debido a que el sexo, lejos de ser sucio, malo y diabólico, es todo lo contrario de lo que predican los cucufatos: es hermoso, delicioso, paradisíaco, maravilloso y divino; hacer el amor con una persona del sexo opuesto te lleva al Cielo, al orgasmo, que es la cumbre del placer y el pináculo de la cohabitación sexual.


Ahora la virginidad es una cosa medieval, ¿y qué?
Decir que una mujer vale más si es virgen que si no lo es. Medir el valor de una mujer por tener el himen íntegro o roto. Que el himen íntegro es un sello de garantía de que está sexualmente intacta y eso la hace valer más. Toda esa prédica es muestra del egoísmo del macho, una idea malsana y aristotélica revestida de una falsa moral religiosa, que fue impuesta por los curas misóginos de la época medieval. Reduce a la mujer a un objeto sexual, como si ella fuera una comida en conserva comprada en el supermercado por el hombre al casarse con ella y niega su valor como lo que realmente es, una persona con todos sus derechos, sea o no virgen.
Pero felizmente con la justa liberación femenina, esas ideas cavernarias y medievales han sido echadas al retrete. Salvo en ciertos sectores religiosos retrógrados, ya no es considerada la virginidad lo que nunca fue, una virtud, y en eso la sociedad ha progresado innegablemente.


El sexo no es falta de respeto
El misógino apóstol Pablo aconseja al joven Timoteo tratar a las jóvenes con reverencia, con castidad, como si fueran hermanas de sangre. Considera el amor como falta de respeto, que no piense en tener a ninguna como novia. Del pobre, ridículo y tonto casto que procediera así las chicas se reirían y pensarían que es un monje laico o algo peor aún. Amar en alma y cuerpo a una persona del sexo opuesto no es falta de respeto si se la ama con amor sincero y leal.

Educación Antisexual Masoquista en la escuela
La Educación Antisexual Masoquista es impulsada desde la jerarquía de la Iglesia Católica, que sigue exigiendo el monopolio ideológico, apoyado en el mantenimiento de la asignatura de religión católica incluso en la escuela pública y la oposición a la importante asignatura de Educación Sexual en los colegios. Al respecto, el encolerizado cucufato Adolfo Castañeda rebuznó por escrito: "No tenemos otro camino más que tratar de eliminar la "educación" sexual de las escuelas públicas". Ese fariseo pone educación entre comillas, siendo él quien predica la falta de educación sexual y promueve la educación antisexual. ¿Qué autoridad política tienen esos castrados cucufatos para tratar de impedir la educación sexual de las escuelas públicas? Que lo hagan en las escuelas religiosas, si quieren castrar mentalmente a sus alumnos.
Los argumentos que usan en contra del dictado de Educación Sexual, como por ejemplo que el sexo fuera del matrimonio es pecado y lo llaman "fornicación" para afearlo. Todo ello es una concepción medieval, irracional y antinatural que va en contra del ser humano y por ello no es compartida por la mayoría de las personas, sobre todo de los adolescentes y jóvenes.
Además, el dictado de religión genera discriminación de la cual es víctima el alumno que es de otra religión. No creo que esto esté contemplado dentro del mensaje de Cristo, la verdad que los que están imponiendo esto en nombre de Cristo están realmente haciendo cualquier cosa menos seguir Sus enseñanzas. Por todo ello, lo mejor es garantizar la laicidad y seglaridad del sistema educativo, excluyendo la religión del currículum en los colegios que no son religiosos.
Felizmente en las mismas escuelas católicas y sus programas de catecismo y educación escolar que incluyen sesiones sobre sexualidad, religiosos progresistas mandaron al diablo la estúpida prédica de la castidad o abstinencia y cuentan con psicólogos que imparten en el curso de Psicología la Educación Sexual Hedonista, llamada así por los cucufatos.
Para la típica vieja cucufata el sexo (sobre todo fuera del matrimonio) es pecado e inmoralidad. ¿Cuál pecado? ¿Cuál inmoralidad? ¿Ya no se acuerda cuando se la tiraban rico en su juventud y ella pedía más y más? Lo que pasa es que la vaca nunca se acuerda de cuando fue ternera.


¿Qué autoridad moral tienen las instituciones religiosas? ¡Ninguna!
La Iglesias católica y protestante consideran el aborto como un homicidio. Con el pretexto de "preocuparse" por la vida de "seres humanos" que ni siquiera han nacido, omiten alevosamente preocuparse por los seres humanos que sí han nacido y que viven en el hambre, la pobreza y la miseria; es más, avalan y defienden a los gobiernos y sistemas políticos culpables de que esas pobres gentes vivan en ese deplorable e infrahumano estado.
Las Iglesias son las que más crímenes han cometido a lo largo de la historia: el genocidio y la esclavitud de los indios y los negros, la Satánica Inquisición, todo eso ha sido cometido por las Iglesias, violando los principios cristianos de solidaridad, bondad, piedad y amor al prójimo.
Por ello, si no tienen ninguna autoridad moral para condenar el aborto (aunque sea un crimen), menos pueden tenerla para condenar el control de la natalidad (métodos anticonceptivos), que no es ningún crimen, no matan a nadie, como sí mataron las Iglesias a indios, negros, "infieles", "herejes" y demás víctimas de su voracidad sanguinaria y fanatismo y fariseísmo religioso.

La religión como institución es inhumana: cavernaria, aristotélica, racista, misógina, esclavista, excluyente, sexófoba, patriarcal, hipócrita, anticristiana, antisolidaria, anticientífica, apoya a los malos gobiernos y sistemas políticos de rapiña, provoca guerras, odio y muerte... debería ser declarada ilegal. ¡Eterno Padre y buen Dios, cuántos crímenes se cometen en Tu nombre!

Consecuencias nefastas de la antisexualidad y la falta de Educación Sexual
-Crecer con la idea falsa de que el sexo es feo, malo, sucio, obsceno y pecaminoso.
-Complejo de culpa por la idea estúpida de que el sexo sin contraer matrimonio es ilícito.
-Graves conflictos psicológicos por sentirse culpable por las naturales ganitas sexuales (libido).
-Stress y padecimientos corporales por reprimir el impulso sexual, por sentirse atraído hacia personas del sexo opuesto y no tener sexo con ninguna.
-Estragos en la vida sexual: timidez, tensión, impotencia, frigidez, eyaculación prematura.
-Falta de conocimiento del sexo en los adolescentes y jóvenes, ¡siendo el sexo lo suyo!
-Embarazo no deseado, por no haber sabido tomar las debidas precauciones para evitarlo por falta de información sexual y el no haber podido resistirse al natural impulso sexual.
-Ruina y truncamiento de los estudios y proyectos de vida que tenía la adolescente y su pareja, por tener que dedicarse a mantener al indeseado hijo.
-Aborto provocado y sus tensiones emocionales, traumas y peligros físicos.
-Homosexualidad, como en los colegios religiosos de varones, donde a falta de chicas algunos alumnos se vuelven maricones y tratan de enamorar y acosan sexualmente a los compañeros de clase. O el caso de ciertos curas pedófilos, que a falta de mujer se tiran a los niños.


Pequeño diálogo entre el autor y un guitarrista católico, machista, papista y cucufato
Marco Eduardo Rivas Torres: Héctor Guerrero, ya veo que nuestras visiones del asunto difieren abismalmente y no pienso perder mi tiempo tratando de explicar cosas que no vas a entender.
Héctor Guerrero: Marco Eduardo, yo entiendo perfectamente todo este asunto, es usted el que no entiende nada. Mis comentarios no van dirigidos a usted sino al maestro Fernando Panizo, que sí es objetivo y veraz como yo, y por ello sus comentarios coinciden con los míos y difieren abismalmente de los de usted. Y por eso se ha armado esta polémica. Yo no escribo para convencerle de nada a usted porque sé que no lo voy a lograr ni me interesa hacerlo, sino sólo para exponer la verdad de las cosas tal como son, duela a quien le duela. Allá usted con sus ideas antisexuales, cucufatas, machistas, medievales y oscurantistas, que por lo que se nota parece que quiere ser cura aguantado y tañedor de guitarra parroquial gianmarquina.


Las vírgenes vestales eran las sacerdotisas del fuego sagrado.

Concepto original de la virgen
En mitología romana Vesta es la Hestia griega, virgen, de ella depende la felicidad conyugal y la armonía de la familia. Da su protección sobre los altares, los palacios de los gobernantes y sobre los estados entendidos como el hogar de cada pueblo. De ella, depende la armonía y la felicidad de los habitantes de una ciudad. Su protección se amplió al universo, asumiendo que un fuego sagrado místico daba vida a toda la naturaleza.
A las Sacerdotisas también se les llamaba vírgenes o vestales. Sin embargo, la virgen original era la mujer-Una, la que no pertenecía a nadie, la que es fiel a sí misma. Podía mantener relaciones con tantos hombres quisiera porque como sacerdotisas eran las intermediarias divinas. Las relaciones sexuales / místicas no eran más que una forma de conexión con la Diosa universal.
Paule Salomón encuentra muy interesante el concepto de Virgen, "la que es Una y completa, no pertenece a nadie y es fiel a sí misma." Nada que ver con el concepto de "fidelidad" (exclusivamente sexual) que el patriarcado impuso luego a la mujer respecto al hombre, pero no al hombre respecto a la mujer.
El amor y la sana alegría, la celebración de la vida, la fertilidad y el placer eran los conceptos que tenían las antiguas culturas, acorde con la naturaleza.
Aquí virgen no tiene nada que ver con el concepto antinatural de "inmaculada" que le aportó el "cristianismo" pablista, para el cual la virgen "no conoce hombre" ni tiene relaciones sexuales.


Hija del sol linda y desnuda.

La Iglesia y su estúpido odio a las mujeres y al sexo
Contraviniendo a la naturaleza, el "cristianismo" de Pablo considera a la sexualidad un tabú y "motivo de perdición, pecado", a pesar de que Jesús nunca dijo una palabra en contra del sexo sino el fanático fariseo, misógino, ¿maricón? y falsamente santo Satán Pablo, cuya teología "cristiana" tuerce la verdadera moral de las personas con su misoginia (odio a las mujeres) muy profunda en todos los siglos de teología y hasta la actualidad, y con su odio al sexo.
Por eso la cultura de Occidente, derivada a su vez de la "cristiandad" pablista bajo la "cristiana" influencia de Pablo, prohíbe a las mujeres sentir placer sexual, las considera inferiores a los hombres, tiene por mensaje el amor a los hombres y no a las mujeres, y ha avalado que el hombre esclavice a la mujer aprovechando y abusando de su propia fuerza bruta.
Por eso las sociedades occidentales "cristianas" impusieron que la mujer no sea libre sino propiedad del padre y después pase a ser propiedad del marido que la fregará el resto de su vida, y esos dos machos dominantes -padre y marido- son los que redefinen el mundo.
El aporte de Satán Pablo al cristianismo fue envenenarlo, satanizó el amor y la sana alegría, la celebración de la vida, la fertilidad y el placer de las antiguas culturas; las consideró pecado, difamándolas y aniquilándolas para crear una sociedad enfermiza, hipócrita y sexofóbica.
Un cura o un pastor pueden aparentar ser buenas personas; pero para serlo realmente tendrían que corregir su "corrupción de la teología", me refiero a "corrupción de valores".
Investiga más lo que defiendes y abre los ojos.

Consecuencias pablistas
Las mujeres libres son llamadas "putas": Las mujeres bellas y libres de las antiguas culturas que celebraban la vida, la fertilidad y el placer fueron rechazadas, difamadas por el misógino monoteísmo judeocristiano (léase jodidoanticristiano) de Satán Pablo. Se las empieza a perseguir y ellas se ven obligadas a realizar su culto en la sombra, a escondidas. Las antiguas vírgenes empiezan a ser denominadas "prostitutas" y se las echa de casa, se las lapida o se las quema, dependiendo del momento histórico o situación cultural, pero siempre son condenadas a la exclusión social.
Los curas se vuelven maricones pedófilos: Se da la degeneración y homosexualización sacerdotal debido a la misoginia que le inculcan y/o de su celibato obligatorio que le imponen. A falta de mujer, buenos son los niños para los curas aguantados y misóginos, los cuales:
... en lugar de desaguantarse para aliviar sus huevos que los tienen a punto de reventar de tanto semen acumulado por su falta de actividad sexual; en lugar de hacerlo pegándose un buen pajazo que les exprima la huevera; en lugar de hacerse hombres haciendo el amor con una muñeca sexual o yendo al prostíbulo; en lugar de mandar al diablo su soltería forzada y juntarse en secreto con una mujer que los quiera y les de hijos; etc; en lugar de todo eso...
Por el contrario se degeneran, se "juangabrielean" (mariconean), se vuelven pedófilos, degenerados, depravados, y se tiran a los niños y adolescentes varones.
Por todo ello la Iglesia debe despablizarse, o sea desmisoginizarse y desexofobizarse, mandando al infierno la teología antisexual y misogínica de Satán Pablo, eliminando sus epístolas satánicas del Nuevo Testamento, dejando de odiar a las mujeres y al sexo, y aboliendo el celibato obligatorio. De lo contrario llegará el día en que haya un Papa maricón que vista tutú y baile ballet en el altar de la basílica de San Pedro o en el papamóvil.

Apropó: ¡Tu derecho a decidir!
Contra la farisaica cucufatería antisexual, www.apropo.org.pe es una entidad que promueve una cultura de salud reproductiva y la sexualidad responsable en libertad. Enfoca sus acciones hacia todo lo referente a salud sexual: salud reproductiva, planificación familiar, prevención de embarazos no deseados y ETS, incluyendo el VIH y SIDA. ¡Viva Apropó, mueran VIH y VHI!

Humor - El curita y la señorita
El sacristán estaba muy intrigado porque el cura tenía una extraña expresión de felicidad; por ello le preguntó:
-¡Padrecito, padrecito! ¿Qué hacía usted con esa señorita de dudosa moral?
-Era un alma perdida, hijo mío, y estaba yo tratando de convencerla para que regrese al redil del bien esa ovejita descarriada.
-¿Y la convenció, padre?
-¡No! ¡Ella me convenció a mí! -respondió el padre con la voz temblorosa de pasión carnal; luego, alzando las manos al cielo, exclamó radiante de felicidad:- ¡Me hizo hombre, hijo mío, aleluya!

1 comentario:

  1. No leí nada, llegué aquí por la imagen de Schopenhauer, suponiendo que la había hecho una mujer y vaya sorpresa... Podrás poner una larga hilera de palabras sin sentido pero con tu imagen le has dado la razón a Schopenhauer... Tu crítica hacia el es meramente superficial.

    ResponderEliminar